Revoltijo (41) – Especial veraniego. Sobre por qué APM me da por culo

Puede que todo esto suene raro o demasiado subjetivo, pillado por los pelos o rebuscado. Al fin y al cabo siempre es más complicado exponer ideas mínimamente propias que limitarse a repetir lo que otros dicen como un loro (lo cual por cierto parece conformar el “carácter” de mucha gente, algo que me da cada vez más miedo). Pero intentaré hacerme entender.
APM es un programa de la televisión catalana (Tv3), y la verdad es que no recuerdo a casi nadie que me haya dicho abiertamente que no le gusta. A la mayoría de gente no solo les gusta, sino que además se saben de memoria muchos “gags” (los llamaremos así) del mismo, y se dedican a repetirlos cuando están con gente, en cenas, en reuniones, etc.
APM es un programa que cuando empezó no lo veía. Luego lo empecé a ver, para ver qué magia tenía que cautivaba a tanta audiencia, y que sigue haciéndolo. Su contenido es sobre todo zapping. Una especie de zapping que se retroalimenta a sí mismo. No quiero desmerecer, seguro que poner todo eso en pie tiene un curro de narices, pero para hacerme entender lo mejor en este caso es lo que todos conocen, la palabra zapping. Dicho zapping aquí no se limita a poner cortes curiosos de otros canales, así como se hacía en el gran “Lo + Plus” de Canal +, y en el que obviamente esto solo era una sección de 5 minutos a lo sumo. Lo que hace APM es nutrirse de momentos estúpidos de otros programas, en los que alguien se equivoca, la caga, o hasta despliega (no muy conscientemente) su analfabetismo, su pobreza a varios niveles, sus pocos medios, etc. Son esa clase de momentos que pueden hacerme cierta gracia (malsana) unos segundos, o violentarme sin más, y tras los que enseguida me gusta pasar a otra cosa. Pero con APM eso no es posible. APM parasita esos momentos, vive de ellos, los repite hasta la saciedad, hasta que la audiencia se los aprende como un mantra sectario. El zapping se renueva de programa a programa solo relativamente, ya que el sello personal de este formato, consiste en incluir dentro de un corte de zapping nuevo, varios cortes antiguos de pocos segundos que supuestamente salpimentan el nuevo corte, y así todo (al parecer) es mucho más gracioso.
Cada programa suele durar poco más de media hora, la edición es efectista y ruidosa (cómo no), y todo va a toda leche todo el tiempo. Además, por supuesto, el contenido es, por decirlo claro, MUY Tv3. Muchos minutos dedicados al Barça y a ridiculizar al Madrid, mucho ridiculizar a todo lo que huela a español (TVE, Canal 13, Intereconomía y otros lo ponen muy fácil), y mucho Homo Zapping, lo que para mí representa el grado máximo de autobombo y vergüenza ajena televisiva (al menos dentro de los parámetros en los que un programa aún se cree digno y gracioso).
Pero intentaré detallar un poco mejor por qué APM me parece un formato tan y tan sobrevalorado, y por qué hasta puede llegar a indignarme.

No tengo nada en contra de hacer chistes con lo que sea; de hecho el humor negro o ambiguo, incómodo, me encanta. Es muy complicado hacer un programa de humor. La comedia en general lo es. Pero sí estoy en contra de cierto tipo de televisión. Una televisión que tiende a explotar a personas sin medios (de forma insistente y muy repetitiva), a personas que no saben defenderse, y que encima la mayoría de veces no verán un duro. Ni tan siquiera es un asunto tan ajeno a nosotros. Es muy probable que, si hubiera un equipo de TV cerca y hablaran con algún familiar nuestro de edad avanzada, no nos hiciese ni puta gracia que el programa de turno cogiese un corte y lo pusiese con mofa CADA SEMANA. Y todo simplemente porque dicho formato no tiene guionistas que sepan escribir gags de verdad, y que prefieren encontrar a alguien para mostrar lo suficientemente poco capacitado como para que la mayor parte de la audiencia pueda sentirse superior y echarse unas risas por ello. En ese sentido, APM no está tan lejos de El Diario de Patricia, con la diferencia de que el Diario de Patricia sí recibía palos de verdad, y no gozaba del respeto del que en general goza APM.
Así pues, sí, creo que APM es moral y éticamente reprochable, y lo es en muchas ocasiones, porque no me vale la excusa de que estén enseñando algo de otros programas, cuando haces eso estás convirtiendo esa basura en el contenido de tu programa. Otra cosa es lo que hacía Ángel Martín en el mítico “Sé lo que hicisteis…”, programa en el que también se ponían cortes de todo tipo de otros canales, pero en el que entre corte y corte había chistes de guión, había otra clase de comedia, y a veces incluso había crítica hacia esos cortes (cosa que en APM solo surge en pos de la misma cantinela nacionalista de siempre –Barça incluido o no–, cuya naturaleza ya me es rancia e involutiva haya la bandera que haya de por medio). APM te sirve la misma mierda en un contexto que quieren hacer pasar por más inocente, por distinto y más respetuoso o inteligente, pero no trago, Tv3 ya no puede convencerme como antes de que todo lo que hace está bien hecho. Uno ya tiene una edad.

Para darle de comer aparte, es el tipo que hace la sección de Homo Zapping. Este tipo hace (o al menos hacía) entrevistas en las que, sin venir a cuento, y a modo de guiño con el espectador, imita cortes del programa en medio de la conversación, a los que el entrevistado suele reaccionar con incomodidad (ya que no se le pone en contexto), y preguntándose con qué clase de imbécil le ha tocado lidiar. Esto –en mi opinión–, no solo no hace gracia, sino que además da vergüenza ajena al ver cómo ese pavo al que le han dado la oportunidad de hablar con alguien interesante, en lugar de respetar al entrevistado monta una performance gilipollas como si fuera Andy kauffman o el Tonino de CQC; es decir, como si tuviera talento de verdad, y no solo un sentido del humor grimoso marca APM.
La verdad es que no sé cómo ha evolucionado el programa, si es que lo ha hecho, pero aquí abajo dejo uno; el primero de la lista tras poner APM en youtube. Así cada cual decidirá qué le parece.
En una próxima entrega es posible que hable de otro éxito que tampoco comprendo. “Polseres vermelles”. Ya veré.

Tetas del día (modo accidental)

Tetas del día (modo accidental)

Anuncios

2 pensamientos en “Revoltijo (41) – Especial veraniego. Sobre por qué APM me da por culo

  1. La gente que este pensando en dedicarse al periodismo debería leer esta entrada para saber como esta el patio, porque algún pobre seguro que quiere cambiar el mundo y en realidad lo que la sociedad demanda (sí, por desgracia creo que es una demanda) son bufones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s