Revoltijo (42) – Especial veraniego. Sobre por qué “Polseres vermelles” me da por culo

Otro post televisivo. Esta vez sobre una serie de éxito, primero en la televisión catalana, luego en la nacional, y al parecer hasta Spielberg compró los derechos para llevársela a su casa…
El creador de la serie es Albert Espinosa, aunque esta vez no me siento tan solo en esto, conozco a más “detractores” de este personaje. Por si alguien no lo sabe, Espinosa es un escritor y guionista que tuvo en el pasado serios problemas de salud, de los que por suerte se recuperó. Pero al parecer su sufrimiento fue tal, que luego decidió que los lectores y la audiencia televisiva también sufriéramos, aunque solo fuera un poco menos que él. Y que lo hiciéramos viendo cómo el sentimentalismo barato y el contenido teenager volvían a triunfar.
“Polseres vermelles” tiene a chicos guapetes y a chicas bollycao, básicamente adolescentes, que conviven en un hospital, enfermos (de cáncer y etc.), y pasando por el maltrago terrible de la cura extrema o la muerte prematura… Es decir, sí, la serie convierte en sentimentalismo barato historias que en la realidad destrozan familias y vidas. Y sí, además de la mano de alguien que estuvo realmente enfermo. La serie explota (que no explora) ese sufrimiento, y lo hace pasándolo por un filtro de engañosa inteligencia a la hora de tratar estos temas realmente serios.
Y no sé, puede que al principio la serie fuera como la definen, pero desde luego los capítulos y fragmentos que he visto yo…
La vergüenza ajena se hace presente como un monstruo catódico de tres cabezas. La filosofía de superación (no barata, sino baratísima) de la que hace gala el discurso Espinosa, consta de una literatura que aseguro recuerda mucho más al blog de una quinceañera (sana), que a cualquier escritor mínimamente respetable. Suyas son citas como:

“Si crees en los sueños, éstos se cumplirán porque creer y crear sólo están a una letra de distancia.”

¿Qué mierda se supone que significa eso? ¿Es una metáfora de… qué? ¿No parece más bien un modo de intentar hacerte creer que el alcanzar o no metas en la vida solo depende de ti (mentira), y no solo eso, sino que además solo se trata de dar un sencillo y alegre brinco hacia tu objetivo? (puta mentira).
Es verdad que tiene otras citas que no están mal, pero venga hombre…
No me trago casi nada de lo que dice este hombre, casi nada de lo que dice me suena realmente sólido, y “Polseres vermelles” está impregnada de ese rollo de autosuperación de baratillo. De tan mala, me parece incluso éticamente reprochable, el argumento intenta enganchar al espectador con exactamente los mismos métodos cutres que lo hace cualquier novela venezolana, la actuaciones son igual de malas que las de esas novelas, y mi indignación por que esa mierda triunfe también es la misma. Creo que “Polseres vermelles” se ampara en la excusa de la enfermedad para dar empaque a un producto que es tan estúpido y básico como lo han sido muchas otras series adolescentes. Al final solo se trata de otra prueba clara de que lo que triunfa no siempre es bueno; de hecho, supongo que muchas veces triunfa por eso; si la mayoría de la audiencia tiene un gusto atroz para la ficción, tiene sentido que se enganchen a series atroces y vulgares…

(Dejo una escena, para que cada uno valore. No tiene diálogo, así no tendréis que escuchar a nadie intentando actuar mientas se le marcan las venas del cuello… o bueno, actuar… vocalizar…)

Tetas del día (místicas)

Tetas del día (místicas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s