Revoltijo (46) – Especial veraniego. “Ey, tío, antes que nada lo primero que necesitamos es un diseñador gráfico…”

Lo empresarial se ha vuelto cool; y está adquiriendo una importancia en mi opinión absurda para muchos consumidores. Los logos. El diseño. La publicidad, el marketing en general. Navegas por facebook y la gente da likes a marcas (algunas con mano de obra barata en el tercer mundo, entre otras cosas). Las cubiertas de los libros son sagradas (y aun así la mayoría son horrendas). Las webs, las webs casi merecen un capítulo aparte, sobre todo las webs culturales, las revistas digitales. Si te das una vuelta por Internet y realmente lees, te encuentras con casi nada interesante en contenido, pero eso sí, la cabecera casi siempre es estupenda, dinámica, atractiva (o monísima de tan minimalista), es todo muy de dominio publicitario, diseño gráfico de Fulanito, que es la leche con eso; todo va de cómo atraer a la gente aunque en lo capital no tengas casi nada que ofrecerles. Lo primero es que todo tenga un envoltorio cojonudo. De repente mucha gente sigue a las marcas, creen que la calidad va según la marca indefectiblemente, y se llevan ese principio no solo a la ropa o el calzado o etc., sino incluso al terreno de las editoriales o las discográficas. De repente todo el mundo entiende de buenos enfoques virales, de grandes productores musicales o editores con un olfato tremendo. Lo último es el contenido (otra vez). He llegado a escuchar y leer ya muchas veces sobre cierta editorial que básicamente edita lo que le da la gana –y con buen gusto según el libro, como todas– que lo que aúna a todos sus libros es que todos son Hipster… Yo personalmente no entiendo ya nada. Será porque no tengo olfato empresarial o para las etiquetas, o que infravaloro el mundo del diseño (ahora en auge como nunca), en este caso el de las cubiertas de los libros… Me da la impresión de que se le llama creatividad a veces a cualquier cosa, y que lo que realmente la define se lleva muchas veces de forma interesada a un segundo plano.
A mí me gusta tanto como a cualquiera un buen diseño, una buena edición, una buena cubierta de libro o una buena portada de disco. Creo que la publicidad, el diseño o un logo pueden llegar a ser arte. Pero venga, hombre, ya no estáis en clase, un poco de profundidad, un poco de criterio propio, de espíritu crítico, que ya habéis salido de la universidad, ya tenéis el título enmarcado, ya podéis leer lo que no os dejaban, e incluso podéis expresar algo propio para variar en lugar de (mal)estudiar lo que expresaron otros o intentar dar empaque a un texto de modo maquíneo para alcanzar la nota de corte… No pasa nada por no llenarse la vida de logos de empresa como un coche de Formula 1. Sacárosla y ponedla encima de la mesa un poco más de lo que lo hacéis, que una cosa es la “humildad” y el realismo y el espíritu fanboy, y otra acabar siendo hamsters corriendo en la misma rueda que seguro muchas veces criticáis.

Tetas del día (modo: "este editor tiene tannn buen gusssto, ains...")

Tetas del día (modo: “este editor tiene tannn buen gusssto, ains…”)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s