Revoltijo (30)

A veces es “agotador” intentar dar una opinión sincera que implique una “acusación” (muchas veces involuntaria) al modus operandi vital del grueso de la gente. Es agotador porque para empezar uno se arriesga más de lo normal a equivocarse, porque no se está limitando a repetir como un loro alguna teoría general aceptada sobre lo que sea (ya sea errónea, o más cómoda de la cuenta, o no). A menudo, además, al dar esa opinión sincera “a contracorriente”, das la sensación de agresividad. Me ha pasado tantas veces que ya ni sé en ocasiones cómo pronunciarme (quizá por eso me gusta tanto la ficción, puedes soltarte, y hasta contradecirte a ti mismo si hace falta, o ser ambiguo: ahí es cómodo sembrar la duda razonable; es cierto que incluso ahí hay lectores que se “ofenden”, pero no hay punto de comparación).

A veces me dan ganas de comprarme cinco veces más ropa de la que necesito, dejar de escuchar a Radiohead y comprar un disco de Juanes, sonreír a base de dientes, y fingir que me llevo bien con todo el mundo (cosa imposible se quiera o no).
Por suerte luego se me pasa…
Recuerdo que años atrás lo intentaba… No llegaba al extremo de lo de Juanes y demás, pero intentaba siempre llegar a un acuerdo con TODO el mundo, llegar a un punto de encuentro, de paz, lo que sea. Pero con el tiempo he sacado la conclusión de que eso es imposible, y de que soterrar demasiado opiniones sinceras en pos de esa comunión casi mística que muchos persiguen con el universo, creo que a la larga es más dañino que otra cosa, creo que lo es para todos, y que no ayuda a comunión real alguna. En cualquier caso, tampoco estoy a favor de declaraciones de guerra o de hacer daño (aunque a veces se me vaya la mano como a cualquiera), pero sé aceptar que no se puede contentar a todo el mundo desde un principio de mínima sinceridad.
Todo eso, empezando por este post, que, más o menos equivocado, al menos puedo decir que es una reflexión sincera (por más que no esté blindada, y aunque sea susceptible de moldearse en el futuro como todas).

Es muy posible que yo esté equivocado y hasta sea nocivo a veces para los demás. No sería tampoco la primera vez que me siento así. Pero la verdad, cuando miro a mi alrededor, muchas veces, vale, puede que yo esté en un error cada vez que abro la boca, pero estoy bastante seguro de que ese grueso de gente del que hablaba, tampoco navega precisamente en aciertos, aunque naveguen todos en el mismo océano de opinión.

Tetas del día (algo que sí une en comunión sin discusión a hombres heteros y lesbianas)

Tetas del día (algo que sí une en comunión sin discusión a hombres heteros y lesbianas)

Anuncios

6 pensamientos en “Revoltijo (30)

  1. No puedo estar más de acuerdo y me gusta mucho cómo lo has expresado. Prefiero mil veces que me tachen de agresiva o borde que estar continuamente haciendo el numerito de “hola voy a hacer como que me interesas.” Exige demasiado esfuerzo inútil.

  2. Éste tema, del que últimamente diserto a diario, merece más lucidez que la mía ahora (estoy a punto de caer dormido). Creo que lo importante no es qué se dice sino cómo se expresa. Me da que ya sabes sobre cuánto se aprende del conflicto. Y que el equilibrio del mundo se basa en la verdad, que oscila entre la armonía y la asertividad. Suelo animarte a que seas tú mismo. Mas puedes trascender sobremanera las expectativas del resto, creyendo en ti, para aportar al mundo una opinión (muy frecuentemente) bastante valiosa. Insisto en que yo no sé qué es mejor. Y pienso que, así, estoy equivocado.
    Puede que lo más agotador sea no ser directo. Teorías argumentales aparte, lo que necesitamos es expresar lo que sentimos, porque hemos de ir deshaciéndonos de los prejuicios que cubren nuestra naturaleza.
    Lo cierto es que me gustaría pensar y hablar más de esto…
    Saludos!

    • No ser directo también puede ser agotador, pero una vez acabas nadie te dice nada problematico, nadie se mosquea. Si eres directo, no solo cuesta serlo, sino que además te puede traer problemas. El tema está en que muchas veces no ser directo es tramposo, la verdad acaba debajo de treinta metros de impostura, pero es cómodo para no buscarse líos. Es un tema complicado, sí, pero lo que abunda ni siquiera es tanto “indirectas” como directamente sumarse a las teorías populares más políticamente correctas, o en su defecto pensar una que lo sea y que suene coherente para todos (aunque solo suene a eso)…

  3. La definición de mosquearse corresponde precisamente a la del zumbido no directo, que muchas veces funciona muy bien, pero también infla la ficción o el drama de la vida hasta lo inabarcable o lo abstracto.
    Por voluntad, no consigo ser indirecto. Mas no pierdo el entusiasmo tras los problemas que me trae. Y eso estimula a los demás también. Luego hay reencuentro. Por ejemplo, no me corto en bostezar o en decir que me estoy aburriendo, para no sublimar mis instintos por educación, lo que supondría desconectarme de la mente: de la armonía para con mi cuerpo y para con la verdad del equilibrio natural que necesita el mundo. No dejo de ser cariñoso tras el desahogo; aunque la honestidad y cierta dureza puedan doler, tienden a hacerlo más cuando quedan encerradas (bajo presión). No es un dogma sino, como ‘todo’, hablo de algo relativo…

    • Cuando se es directo, la tendencia es que se alejen de ti, ya te lo digo yo… Si a ti no te pasa, tendrás esa habilidad. De todas formas yo hablaba más bien entre la diferencia en atreverse a dar una opinión sincera con cierto filo y para ser claro, y sencillamente decir algo políticamente correcto y más bien prefabricado para quedar bien y a la vez no ofender a nadie.

      • Sí. Si sí me pasa, lo de que se alejen… a eso me refería con los problemas. Aunque insisto en lo del entusiasmo y el cariño. Las personas no solemos ser tontas del todo, y equivocarnos no siempre es en vano, como tampoco lo es el esfuerzo que hay que padecer por ello, que merece más, por originalidad, que la educación diplomática. Como dijo el Sr. Chinarro: ‘El tiempo pone a todo el mundo en su lugar y ya veremos cuándo’. Salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s