Revoltijo (10)

Aquellos que van como de que raramente se equivocan.
Como de que saben controlarse siempre.
Como de que no sufren nunca de arrebatos o celos.
Como de que están teniendo sexo.
Como de que ya te gustaría a ti tener su aplomo.
Hacer todo lo que ellos han hecho.
Vivir lo que han vivido.
Pero tan sutiles siempre en el modo de mostrarse…
Ese ímpetu juvenil que a veces se acaba reduciendo a otro complemento estético más. A otra forma de ligar. Y que se extiende por la persona como un virus, condicionándola y convirtiéndola en una falsa biografía autofelatoria de sí misma.
Alguna gente lo llama «seguridad en uno mismo», y que eso siempre es positivo. Para mí, en el fondo todo eso no tiene más credibilidad que el yonqui que te dice: «yo controlo…». Es una version físicamente sana y en el fondo poco más que capitalita y bienqueda de un drogadicto. Sólo que esta nueva versión de “copia de una copia” consigue que su discurso suene creíble y honesto para muchos.

Hace poco alguien publica la siguiente cita en Facebook:

“Es preferible fiarse de la persona equivocada a menudo, que de quien no duda nunca.”

-Francis Scott Fitzgerald

Pero volvemos a lo de siempre; tal y como todo está pensado para todos, no puedes equivocarte. Y no solo debes acertar siempre, sino que además has de hacerlo en el momento adecuado. Y no solo no puedes equivocarte y solo se te deja acertar en el momento adecuado, sino que rectificar o pedir perdón muchas veces no servirá de nada.
Fin de esto. (Más o menos.)

Mick Jagger dijo una vez algo así como que no te puedes fiar de nadie mayor de 30 años… Es curioso cómo en la actualidad la cita me suena igual de cierta diciendo justo lo contrario…

Un personaje: Albert Espinosa.
Este hombre es guionista y escritor, y me bastó ver dos entrevistas, la película “Planta 4ª” y leer varios fragmentos de uno de sus libros, para saber que debía alejarme cuanto antes de su obra.
Este tipo las ha pasado realmente putas a nivel de salud, a los 13 años le tuvieron que amputar una pierna, y unos años más tarde un pulmón y parte del hígado.
No me malinterpretéis, espero que viva muchos años e igual de sano que ahora. Pero, sinceramente, alguien que habla en una entrevista de enfermedades potencialmente terminales de tal modo que al final casi te sientes mal por no tener un tumor o por tener pelo en la cabeza, me resulta sumamente irritante. No me gusta en absoluto el tono de su ficción, de su literatura, de sus guiones. Me hace sospechar su temple y su forma de hablar de procesos vitales realmente jodidos casi de un modo en que si un enfermo actual le escuchara, según su miedo y pensamiento, encima se sentiría mal por no ser más vital, más centrado, por no ser más conciliador con sus familiares, etc.
Sí, Albert Espinosa sufrió mucho (bueno, supongo, porque tal y como habla de ello…), pero el sufrimiento pasado no te convierte necesariamente en un buen escritor, ni en un buen guionista, ni en alguien más fuerte que nadie. No merece más mamadas de la media. Y basta de vender la actitud como algo que cura –o ayuda a curar– enfermedades. La actitud sirve para mantener la dignidad, para controlarse y no tirarse por la ventana, como mucho, y para dejar trabajar a los médicos, que son los que curan.

Como sea, tienes derecho a cabrearte, a tener miedo, a deprimirte, a perder los papeles y recuperarte; lo sentimientos positivos lo son por contraste. Que nadie te haga sentir vergüenza simplemente por ser humano y tener sentimientos humanos.

Tetas del día (modo enfermera-fantasía)

Anuncios

3 pensamientos en “Revoltijo (10)

  1. Completamente de acuerdo en todo. He leído casi todas las entradas de este “Tetas” y concuerdo contigo en la mayoría de tus opiniones. Tengo pendiente empezar a leer el “Proyecciones”.

  2. Hablando de sentimientos humanos, la foto del final me ha despertado alguno no necesariamente humano 🙂

    Hay quienes se han grabado a fuego que la actitud es lo único que importa y lo han convertido en al ariete que derriba todas las puertas..

    He leído también algo de ese hombre y tengo un sentimiento parecido, no me gustan los misticismos porque me suenan falsos. Creer que todo el sufrimiento te hace más digno y más fuerte me suena a curso de autosuperación barato, la verdad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s