Revoltijo (2)

El Tetas está teniendo tres veces más visitas que el Proyecciones, pero lo interesante es la relativa obviedad del porqué eso sucede. La realidad es que el Proyecciones sigue teniendo muchas más visitas reales, en el sentido en que más gente llega al blog por voluntad propia y no por andar buscando hacerse una paja (para decirlo claro).
Eso te puede hacer pensar en todo lo que funciona así a cierto nivel. Si por ejemplo hubiera dinero de por medio, el Tetas sería un negocio más rentable que el Proyecciones; pero estaría basado en un engaño o, en el mejor de los casos, un malentendido. Vas buscando alguna página guarra y te encuentras con un blog lleno de garabatos que además no sabes hasta qué punto son autobiográficos o no, así que te vas porque ni puedes hacerte una paja ni puedes cotillear.

Aunque el Tetas no sería un ejemplo de extorsión (ya que no gano un duro con él y las visitas que llegan de rebote duran cinco segundos en el blog) su relación con gran parte de su “publico” -en este caso no buscada- es la base de la publicidad y de los negocios hoy. No se trata tanto de ofrecer algo a la gente como de que el número sea bonito al final, y mayor que otros números.
Todos nos dejamos impresionar por eso, el número de visitas, sean falsas o no, y pone la piel de gallina pensar en cuántas cosas son así en la vida que vivimos en este año de nuestro Señor de 2012.

Alguno dirá que podría cambiarle el nombre y que así las estadísticas podrían ser más auténticas; pero en el fondo es como decirle a alguien que podría raparse, ponerse un pendiente y llevar camisetas ajustadas para ligar más. Quiero decir que, el Tetas es tal y como quería que fuera. Deberíamos comenzar a actuar más de tal modo que el mundo se adapte a nosotros (si él quiere) en lugar de adaptarnos nosotros siempre al mundo. Nos reivindicaríamos más. ¿No es así como se cambian las cosas?
Lo del Tetas es un minúsculo ejemplo, y puede que sin importancia, pero ¿no lo son todos? ¿No es el conjunto creciente de esos minúsculos ejemplos lo que acaba siendo decisivo?

Hay fiesta en mi barrio. Verbena. Lo de cuanto más ruido, mejor. Nunca he entendido ese principio. Puede que sea que con el ruido no puedes apenas pensar, y cuanto menos piensas más feliz eres, supongo, no lo sé. Aunque el no pensar también lleva al estancamiento y la ignorancia… pero me da que ninguno de los que había por aquí abajo ayer en camiseta de tirantes se llegó a plantear eso…
Tampoco quiero parecer muy pedante, aunque a estas alturas ya me preocupa poco.
Es por la música; la música puede ser… lo que sea, lo máximo, pero si lo que quieres es escribir o leer o dormir… la música alta te jode vivo. Rumba y flamenco, por supuesto… Nunca se ha dado el caso de que nadie me despierte por poner música clásica demasiado alta…

Hace bastante que tengo que forzarme quizá demasiado para escribir ficción en el Proyecciones… No sé si se nota en los relatos. Pero en todo caso con el próximo intentaré respirar hondo antes de teclear.

Dolor de cabeza.

Me gustan la palabras «Silencio», «Ana» y «María».

Tetas del día (modo anzuelo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s