Otro post sobre leer o no…

“Una lectura nunca debería ser obligatoria. Si te obligan a algo, no puede ser gratificante.”

Juan José Millás

 

“Yo no pondría -¡nunca en la vida!- libros de narrativa de lectura obligatoria, Si no los leen motu propio, peor para ellos. Que les den.”

Quim Monzó

 

“Jamás obligaría a nadie a leer libro alguno, sea niño, adolescente o adulto, pues lo único que conseguiría sería el efecto contrario: que esa persona acabe aborreciendo la lectura.”

Lucía Etxebarría

 

“Saramago es odioso para algunos portugueses porque les han embuchado algunas de sus novelas más complejas a los 16 años.”

Xavi Ayén

 

“Contagiar el deseo de leer es como contagiar cualquier otra convicción profunda: sólo se puede conseguir, o mejor intentar, sin imposiciones.”

Emili Teixidor

 

Todas esas citas están extraídas literalmente de un reportaje de hoy en La Vanguardia, que lleva por título “Me gusta leer” (y cuyas dos páginas he arrancado para poder transcribir…; sí, suelo saquear periódicos en los bares y cafeterías, pero que conste que lo hago ya por las tardes, y tarde).
El caso es que, estoy totalmente de acuerdo con cada una de esas citas, pero me ha chocado un poco que el tono del reportaje en general, trate el tema de las lecturas obligatorias en institutos y universidades como si fueran un mal descubierto recientemente tras arduos estudios de sesudos académicos; como si cualquier adulto que tenga dos dedos de frente no pudiera haber sacado esas conclusiones hace ya muchos años…
Como digo, cualquiera que haya reflexionado el tema durante más de minuto y medio, acaba concluyendo que si la mayoría de gente no lee, no es por falta de tiempo (ya que sí sacan tiempo para otras actividades), sino porque básicamente han recibido una formación académica. Ni tan siquiera hace falta tener dos carreras, basta con haber pisado el colegio para, ya de adulto, poder sacar conclusiones poco discutibles sobre el tema.
Para mí el hecho de que claramente se aprende más desde el placer que desde la obligación, no sólo es una certeza, es casi algo de perogrullo. Doy gracias de no haber sido uno de esos estudiantes portugueses, y haber podido disfrutar de más de uno y de dos (y de cinco) libros de Saramago, que obviamente a los 16 años es difícil que, ya de entrada, te puedan interesar ni un tercio de lo que te interesa el culo de cualquier compañera de clase. A mí me obligaron a leer El Hobbit, y un tiempo después, cinco minutos de la primera peli de “El señor de los anillos” de Peter Jackson ya fueron más reveladores que aquella putada con comentario de texto y fecha de entrega de por medio.
En mi opinión, seguramente la mayoría de los métodos académicos (quizá exceptuando las carreras de ciencias, que son más cerradas y resultadistas), están ya muy trasnochados, no han evolucionado, y matan (o dejan muy débil) el sentido vocacional y creativo de los alumnos, aunque de esto habla mucho mejor el señor Ken Robinson AQUÍ.
De todas formas, está bien que en la publicaciones serias se trate ya abiertamente el tema en su vertiente más podrida, ya que yo creo que es lo suficientemente importante (y hasta diría decisivo), y que subyace como tumor maligno en la carrera profesional de mucha gente que decide confiar ciegamente en el sistema educativo, y en muchos casos borrando del todo ilusiones propias en favor del mismo (lo que mucha gente llama “ser realista”, y que en multitud de casos seguramente solo ha sido una cagada, ya que el mensaje parece ser a veces el de: “ni siquiera lo intentes, cíñete a esto y cállate”).
En fin, para mí está muy claro que el sistema de exámenes de toda la vida, para ciertas carreras, es sumamente nocivo, trata únicamente de poner a prueba la capacidad de sacrificio del estudiante, la capacidad de aprender (que no aprehender) un cúmulo de datos para, una vez llegado el día del examen, vomitarlos al gusto de cierto profesor específico. De ser estudiante ahora, lo tendría muy claro: asiente a todo, pero sin hacerles mucho caso, y no te olvides nunca de formarte a un nivel mucho más personal y autodidacta, de modo que nadie te ampute las ilusiones y el pensamiento propio, y te convierta en otro profesional salido de una cadena de montaje.

Marilyn era tela de densa...

Anuncios

5 pensamientos en “Otro post sobre leer o no…

  1. en mi tiempo de colegio, hablo de la EGB sólo recuerdo un libro obligatorio, Rimas y leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer, c’est fini

    Sin ninguna guía y mi criterio (no sé qué criterio) con 13 años me leí Papillón, de Henri Charriere, Diario de un cazador, de Delibes, Miedo en un puñado de polvo, de no sé quién, un libro de poemas de Alfonsina Storni y en las vacaciones del paso del cole al instituto me leí una novelilla al día del oeste, cuando se terminaron todas (teniendo una en propiedad cambiarla costaba unos duros en el kiosco de las chucherías) me leí todas las románticas. Me compré un libro de Neruda con deseo de zambullirme en un mundo profundo pero me quedé en ahogadillo, no me enteraba de nada.

    Dando tumbos he ido hasta ahora, así tengo el guirigai que tengo en mi cabeza, lo mismito que en la música.

    Son las 7:20 de la mañana y estoy tomando café escuchando Rock And Roll Ain’t Noise Pollution

    Rarita que es una…

    • Yo leí “El hombre del traje gris” con catorce años, y no me enteré de nada. Pero lo leí entero y no tuve problema en cogerlo al cabo de unos años y saber lo que tenía ya entre manos. Cosa que con cualquier cosa que hubiese pasado por el filtro de las aulas cuesta horrores…

      ¿Rara?, no. Con buen gusto 🙂

  2. Completamente de acuerdo.
    Yo es que hace muchísimo que tengo claro que la forma de enseñar la literatura es lamentable.
    Esa mentalidad de que hay que conocer las obras fundamentales desde el colegio, sea “Polifemo y Galatea” o “Finnegan’s wake”, muy adecuadas para despertar la pasión en adolescentes, es infame.

    • Cuando tenía catorce o quince años y devoraba novelas de Stephen King, mi hermano mayor siempre decía “Stephen King está bien para empezar a leer”. En aquel momento eso me ofendía, pero ahora sé por qué lo decía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s