Manson, Atkins, Polanski, Tate…

Hace un rato han vuelto a mi vida Charles Manson y Roman Polanski y toda esa troupe…
He visto una foto terrible que no había visto antes (y que paso de poner aquí). Una instantánea de Sharon Tate tirada en el suelo junto a dos cadáveres más, ya muerta por el apuñalamiento de Susan Atkins.
Por recapitular, y para quien no conozca demasiado la historia, Sharon Tate era una actriz de 26 años; era la mujer del director de cine Roman Polanski. El 9 de agosto de 1969, miembros de la secta de Charles Manson irrumpieron en una fiesta casera mientras Polanski se encontraba de viaje. Y en la subsiguiente carnicería, murió Tate, aun embarazada y habiendo suplicado por la vida de su bebé.

La "pizpireta" Susan Atkins

Hace dos años falleció Susan Atkins; también llamada “Sexy Sadie”. Tenía diecisiete años cuando cometió sus crímenes para el que quizá es el tarado más famoso de la historia de todos los tarados.
Atkins adoraba por aquel entonces a Manson. Más tarde, al ir a la cárcel, comenzó a dejar de hacerlo. Y un poco más tarde, se convirtió al catolicismo…

De todas formas, no es extraño que se haya generado culto alrededor de Manson. En un mundo enfermo es lógico que alguien enfermo arrastre a las masas. No es la primera vez que pasa, y tampoco será la última.

Sería absurdo negar lo que nos gusta todo este rollo. Estas historias. Si ves ciertos fragmentos de una entrevista de Manson sin saber quién es, no dirías que dice nada que sea mentira. Seguramente es eso lo que ha hecho crecer su mito. Naces en esta cloaca, te cagas dentro de ella, confirmas lo mal que huele (argumentando por qué huele mal), haces un par de muecas, y claro, hay mucha gente que está lo suficientemente cansada y perdida como para aplaudirte. “Ese tío habla de lo que convierte mi vida en una rutinaria basura existencial; si ha matado a unos cuantos no es asunto mío, como no lo son los negritos del telediario…”

Otra vez Sexy Sadie, esa muchachuela de provincias...

El caso de Manson, pues, es harto complicado, y define bastante bien -ya sea por lo que hizo, dice, o se dice sobre él- la condición humana en ciertos aspectos. Lo cual es muy incómodo… Así que haré lo que todos; le llamaré loco y a otra cosa.

El caso de Susan Atkins es muy distinto en mi opinión. Atkins era básicamente una adolescente. En varias de sus fotos durante el proceso judicial, sale sonriendo con malicia a cámara. En ese momento no sabía que ese juego jodería su vida para siempre, pero para ella todo aquello sólo era eso, un juego. Y encima se convirtió en el centro de atención. Manson era Dios (los medios le convirtieron), y ella era su mayor amante. Habían hecho cosas terribles, pero también muy grandes, enormes mediáticamente hablando. Eran, en cierto modo, estrellas del rock. Nadie en su sano juicio puede negar a estas alturas que Manson siempre ha sido una estrella del rock, una marca que vende en cantidades industriales. Y hasta había un grupo de rock llamado Sexy Sadie.
La violéncia no solo forma parte de nosotros, como ya comentaba en un post anterior. Además podemos convertirla en algo cool. Y con esto no me refiero a las películas y demás; más bien hablo de la atracción por lo retorcido en la propia vida real. No es de extrañar que en el seno de nuestra civilización nazcan seres como Manson. Y el hecho de que al abrir la boca puedan decir a veces cosas con sentido, es algo que aún da más miedo.

La típica foto de Manson, en la que más loco parece (soy todo un periodista...)

PD: Para el próximo post prometo un tema más divertido, quizá sobre el 11-S o… ya veré…

Anuncios

3 pensamientos en “Manson, Atkins, Polanski, Tate…

    • Por lo que he leído y visto de Manson, creo que la imagen pública dista mucho de la real. De todas formas nadie sabe qué se perpetraba en la familia Manson, en qué términos hablaban en la intimidad. Lo que parece claro es que él influyó para que otros asesinaran, y que no se manchó las manos. Y aún más claro está que los medios lo han convertido en lo que es. Vende más un señor que sea algo así como la personificación del Diablo, que alguien profundamente ambiguo que vive otra realidad (quien sabe si a veces más apegada a la realidad tal y como es). Es bastante interesante ver sus entrevistas, aunque en muchos aspectos divaga. Pero en otros resulta más coherente que muchos (por ejemplo, dice creer en Dios, pero también en el Diablo, etc.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s