Follar en Marte

Aquí otra nueva actualización del “Mierdas”. Aunque de todas formas, esto de actualizar a diario no será la tónica general, seguro.
Se supone que estoy escribiendo un libro. Escribir un libro cuando no te han publicado nada y no sabes ni tan siquiera si alguien te lo publicará, es más o menos como comprar condones antes de ir a Marte… Pero bueno, ahí está ya gestándose. Un montón de textos recopilados que uno nunca sabe si son buenos de verdad o si solo son pretenciosos y mediocres.
Sea como sea, en la vida suele funcionar mucho más de lo que creemos lo del Término Medio. Lo más probable, según este rasero, es que si me publican, el libro acabará en el ostracismo. Cada vez que entro en una librería lo tengo más claro.

La librería a la que suelo ir, siempre tiene la misma clase de clientes. Por lo general suelen ser señoras buscando un libro que regalarle a su nieta (eso, en sus distintas permutaciónes: padre que regala a hijo, tío que regala a sobrino, Sant Jordi…). Y luego están los estudiantes con cara de asco que necesitan cierto libro que leerán con cara de asco (si lo leen…), para intentar aprobar con cara de asco alguna asignatura pendiente que, al sacarse con cara de asco, obtendrán un título que les permitirá conseguir ese curro para el que con toda probabilidad madrugarán con cara de asco…
Es este sistema social que hace que la mayoría de gente odie los libros, y que nos mantiene en nuestro papel de consumistas imbéciles. Toda esa información que te han hecho tragar en la universidad o el módulo o lo que sea, en muchísimos casos se traduce solo en estátus y un trabajo “respetable” (por más gris que sea…).
Creo de verdad que la mayoría de gente “sólo” lee y se forma académicamente para tener salidas laborales. Prácticamente no hay una formación personal a ningún nivel. No con el sistema educativo que aún impera. No con la forma que la mayoría de gente tiene de ver los libros.

Pero bueno, me voy por las ramas. El caso es que sigo intentando parir mi criatura condenada al ostracismo (o a un cajón). Y encima son relatos… Que alguien me corrija si me equivoco, pero creo que una novela siempre tiene más salida que los cuentos.
Así que eso. Quizá tarde ya unos días en actualizar, o quizá no.
De momento, tengo programado un viaje a la Luna. Y nunca se sabe qué clase de… ¿lunáticas? habrá por allí. Así que voy a provisionarme bien de preservativos y toda clase de lubricantes… (Actualización: Al releer este final con gracieta me he recordado a los peores monólogos del Club de la comedia, qué asco…)

Un abrazo a todos.

Anuncios

3 pensamientos en “Follar en Marte

  1. Tengan o no mas salida las novelas o los libros de relatos (cuentos) los tuyos son acojonantes, así que no te menosprecies que seguro se te rifan para publicarte el libro, y si no, ya veremos la manera de poder tener ese manuscrito de alguna manera, sé de muchos que les encantará tenerte en sus estanterías 😀
    Con respecto al final del post, bá que más da, lo importante es saber llegar a la gente, con o sin gracietas, y tú llegas. Y ahora ya después de lamerte el culo (y quizás un poco las pelotas…por la cercanía vaya) me despido como de costumbre con un beso, pasa buena noche y hasta mañana… o no.

  2. Supongo que hablas de librerías “grandes” tipo FNAC.

    Es gratificante pasear por librerías “de mala muerte”. Hay una en los encantes viejos[1] en que no suelo ver esas caras de asco que defines. Libros viejos de segunda mano y gente interesada que pasa bastante tiempo buscando entre las estanterías.

    Seguramente el “mercado” del libro no sea muy grande, pero aún algunos leemos por placer y para formarnos, siendo conscientes de todo lo que podemos aprender con un buen libro (tanto a nivel personal como profesional).

    Si te sigue preocupando, podrías probar a recopilar los relatos que ya has publicado. Algunos músicos dan su música gratis y así venden más discos. No sé que tal funcionará con los relatos (que puedo leer gratis y en pocos minutos), pero ahí dejo el comentario aleatorio para distraer tus neuronas.

    Ala, ya he escrito. Sólo una cosa más: si los relatos que publicas en proyecciones son los mediocres ya has vendido una copia más del futuro libro.

    [1] Una en que los libros están en estanterías y no en el suelo. Ni te acerques si eres alérgico al polvo.

    • Lo del tema libros en general es complicado. Si uno los lee por propia elección es muy distinto a la obligación de leerlos… Lo que la gente llama formarse es empollar para aprobar un examen; un temario al que fácilmente le pillarán manía… Cada asignatura debería enfocarse de un modo distinto. Creo que se absorbe más conocimiento del libro que uno elige y lee con gusto. Por eso me parece que la “formación personal” sale de eso. Y que la formación académica se basa en resultados que yo creo que pueden ser muy poco fiables, para empezar porque medir los conocimientos de alguien no es algo fácil; más bien se mide la fuerza de voluntad de los alumnos por memorizar datos y vomitarlos en el momento adecuado, y poco más…

      En este video el tipo que sale dice cosas muy interesantes sobre el sistema educativo: http://www.youtube.com/watch?v=zuRTEY7xdQs&feature=player_embedded

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s